Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


El agua del manantial


Según la leyenda, mientras caminaba por el desierto un mozalbete se encontró con un manantial del que brotaba agua cristalina. El agua era tan dulce y refrescante que llenó su cantimplora de cuero para compartirla con un viejo sabio de su pueblo que había sido su maestro. Después de un viaje de cuatro días llegó a su villa, y lo primero que hizo fue buscar al anciano y darle de beber de aquella agua de sabor tan maravilloso. El hombre bebió un buen sorbo, sonrió y agradeció calurosamente la generosidad de su alumno. El joven se fue a casa con el corazón feliz.


Después, el maestro dejó que otro estudiante saboreara el agua. Éste la escupió, diciendo que sabía horrible. Al parecer se había descompuesto por el largo viaje. El estudiante cuestionó a su maestro: "Maestro, el agua estaba sucia. ¿Por qué fingió que le gustó?"


El maestro le respondió: "Tú sólo probaste el agua. Yo probé el regalo. El agua simplemente era el recipiente de un acto de bondad amorosa, y nada puede ser más dulce".