Trans4mind
P S I C O L O G Í A     ●    F I L O S O F Í A     ●    E S P I R I T U A L I D A D
P A R A    D E S P E R T A R    L A    C O N C I E N C I A    Q U E    N O S    H A C E    H U M A N O S


¿Me puedes ayudar a ver a Dios?



En la parte alta de la montaña vivía un maestro sufí que una vez al mes solía visitar el pueblo a los pies de la montaña. En una de esas visitas un hombre se le acercó y le preguntó: "¿Cómo es qué no puedo percibir la presencia de Dios? ¿Me puede ayudar a verlo?"

"Por supuesto – fue la respuesta del Maestro sufí – pero para eso tendrás que ayudarme".

"¿Qué ayuda necesita maestro?"

"Tienes que recoger cinco piedras de igual tamaño y peso, y luego llevarlas a la cima de la montaña para que pueda usarlas para construir una plataforma afuera de mi choza."

El hombre accedió. Ambos empezaron a subir la montaña. Pronto el hombre se cansó y la subida se convirtió en una tarea muy pesada.

"Deja una de las piedras – le dijo el maestro sufí – así será más fácil para ti."

Al hombre se le hizo más fácil el camino. Pero más adelante otra vez se cansó. Subir hacia la cima de la montaña le estaba resultando muy pesado. El maestro le sugirió que abandonara otra de las piedras. Del mismo modo fueron descartadas el resto de las piedras antes de llegar a la parte superior de la montaña.

Cuando llegaron el maestro sufí le dijo al sofocado hombre: "Ya te he mostrado el camino a Dios".

El hombre se quedó perplejo y le dijo: "Aún no puedo ver a Dios".

Entonces el maestro le explicó: "Las cinco piedras simbolizan nuestras mayores debilidades para percibir a Dios. Que son: lujuria, ira, codicia, deseos y ego. Aprende a desecharlas. Déjame ser el primero en advertirte que no será fácil. Si haces un gran esfuerzo, te ayudaré. Cuando logres dejar a un lado esas piedras ya no habrá velos en ti que te impidan ver a tu amado Dios".

Así, el hombre comenzó a andar el camino sufi con el maestro.