Trans4mind
PSICOLOGÍA ● FILOSOFÍA ● ESPIRITUALIDAD
PARA  DESPERTAR  LA  CONCIENCIA  QUE  NOS  HACE  HUMANOS


El Estado de Concentración

por Gregory Mitchell

La concentración puede describirse como un particular estado mental, o como un conjunto de herramientas que pueden adquirirse por entrenamiento para después ser demostradas.

De acuerdo a Gurdjieff: El trabajo no inicia en el nivel ordinario de la vida. A menos que hagamos algo para modificar ese estado mecánico e inconsciente, no podremos mejorarnos a nosotros mismos efectivamente. Podemos pensarlo, pero eso no hace que hagamos un progreso. Es simple, pero es importante. Es muy fácil descuidar el requerimiento básico de aplicar disciplina. UNO DEBE REALMENTE ESTAR AQUÍ PARA TRABAJAR. Para estar aquí, uno debe realmente hacer algo para mantenerse a sí mismo aquí.

Para el hombre común, la Concentración se entiende como intentar el estrechamiento, limitación, o fijación de nuestros pensamientos y actividades. La tendencia a dirigir la atención a un estrecho rango de intereses y acontecimientos, alejándose del flujo común de la vida, es más que un simple malentendido del concepto; de hecho, es una tergiversación del verdadero significado. Cuando tenemos el poder de la Concentración, la totalidad de nuestra vida se polariza para elegir un propósito: animado por el poder del pensamiento, el amor y la voluntad; inspirados por el más alto sentido del Ser. En resumen, nuestra vida mental se expande y se intensifica.

La voluntad y la atención están muy relacionadas con el acto de elegir. Nosotros no podemos elegir entre alternativas si no sabemos que existen; primero debemos proponernos conocerlas. Este entendimiento provee las bases para un acto de voluntad: hacer una elección. Cuanto más comprendamos, mejor será nuestra elección.

Nuestra habilidad para alcanzar y proseguir con las metas elegidas, independientemente de los obstáculos que vayan apareciendo en nuestro camino, es una medida de nuestra libertad.

A no ser que tal acción motivada sea posible, nosotros estaremos a merced de las circunstancias que nos rodean, tales como nuestro entorno y la influencia de los demás en la sociedad. El hombre confiable es aquél que puede dominarse a sí mismo. Esto le exige que sepa lo que enfrenta y que tiene el poder para enfrentarlo. Esas capacidades son evidentes en un dirigente exitoso, pero son igualmente necesarias para el crecimiento individual cuando tenemos que equilibrar las contradicciones de nuestra propia naturaleza.

De acuerdo a Assagioli, hay cinco etapas implicadas en el entrenamiento de la voluntad:
  1. El individuo inicia con un propósito u objetivo. Una vez formulado el objetivo, experimenta la intención en sí mismo para alcanzarlo. Este intento debe ser compatible con sus motivaciones, concientes o inconscientes. Esas intenciones deben ser valoradas a partir de los principios éticos que emplea el individuo. Por lo tanto necesita estar seguro de que sus principios éticos, motivaciones, intención y propósito estén desde luego alineados.

  2. En la segunda etapa el individuo hace una elección entre alternativas y decide lo que hará.

  3. Entonces afirma su decisión, diciéndose a sí mismo que "así será". Esta afirmación puede repetirse tantas veces como sea necesario.

  4. Ahora debe bosquejar un plan práctico de actividades diseñadas para alcanzar su objetivo. Si es necesario bosquejará una secuencia de pasos interrelacionados, de los cuales cada uno es necesario para alcanzar su meta.

  5. El estado final es ejecutar el plan. Esto requiere dos importantes cualidades, concentrarse atentamente en la tarea, y la habilidad de persistir.
La concentración no es un fin en sí mismo, sino un medio para desarrollar la voluntad, el libre albedrío, la determinación; algo que se puede vivir causalmente, más que como efecto; y es un medio para desarrollar la capacidad de darnos cuenta, de tal manera que pueda descubrir la oportunidad y percibir lo que está realmente ahí. El Modo de Concentración surge de la polarización de su vida entera; todas sus acciones, sentimientos y pensamientos hacia lograr el éxito en alguna de las tareas humanas. Elija al menos una cosa en la vida; un pasatiempo, estudio o arte, o una forma agradable de ganarse la vida. Prosiga con esa actividad con voluntad y propósito, año tras año, y gradualmente será un maestro en esa actividad, y encontrará que posee un instrumento personal en el cual puede disfrutar del poder.

"Desear" es el enemigo de la concentración: es una distracción y no causa nada. El poder de Concentrarse surge de la Voluntad y la acción propositiva. El Estado de Concentración es la actitud detrás del poder.