Trans4mind
PSICOLOGÍA ● FILOSOFÍA ● ESPIRITUALIDAD
PARA  DESPERTAR  LA  CONCIENCIA  QUE  NOS  HACE  HUMANOS


Inteligencia Epistémica

por Gregory Mitchell

La Epistemología investiga la naturaleza del conocimiento, sus presupuestos y fundamentos, y su alcance y validez. El término cognición epistémica se refiere al proceso de adquirir conocimiento de un individuo. Incluye las formas en que una persona observa la naturaleza epistemológica de los problemas y el valor verdadero de las soluciones alternativas. Esto incluye el conocimiento del individuo acerca de los límites del conocimiento, la certeza de saber, y los criterios para saber. También incluye las estrategias utilizadas para identificar y elegir entre la forma de solución requerida para diferentes tipos de problemas.

La racionalidad epistémica considera la justificación adecuada de las creencias, para ser capaz de decidir, al menos provisionalmente, aquellas creencias que son verdaderas, aquellas creencias que son falsas y aquellas de las que no estamos suficientemente informados como para decidir. En otras palabras, la epistemología se refiere a la pregunta: ¿Cómo sabemos lo que sabemos? ¿Cuáles son los supuestos y premisas básicas que influyen en la percepción? La epistemología es siempre e inevitablemente personal. La mente de ninguna persona opera como una pantalla en blanco que realiza un registro objetivo de su experiencia.

Toda la experiencia se procesa a través de filtros personalizados que interpretan la experiencia sobre la base de presuposiciones inconscientes. Como resultado, la realidad de cada persona se construye a través de un proceso subjetivo que está influenciado por una serie de factores, incluyendo la genética, la crianza y la educación, las fuerzas culturales y las experiencias de vida.

A pesar de su subjetividad, la realidad de una persona es real para él o ella. Dado que el proceso epistemológico mediante el cual se construye la realidad personal tiende a ser inconsciente, el producto de la percepción rara vez se evalúa. Por el contrario, suele ser sinónimo de verdad objetiva y en consecuencia se le permite influenciar la cognición de la persona. Por lo tanto, cualquier cambio que no trate con estas cuestiones epistemológicas más profundas, tiende a ser superficial.

Las diferencias individuales y de desarrollo en lo que significa saber algo, y por tanto los criterios para justificar el conocimiento que afirmamos, tienen implicaciones potenciales de gran alcance. Al sostener una demanda, los niños pequeños tienen dificultades para diferenciar la explicación de por qué una demanda tiene sentido y prueba que la demanda es verdadera.

La comprensión epistémica evoluciona con el desarrollo, aunque permanece una considerable variación entre los adultos, con pocos adultos que logren comprender las fortalezas y debilidades de la evidencia y la explicación de un argumento. La comprensión epistémica perfila los valores intelectuales y por tanto la disposición (a diferencia de la competencia) para ejercer las habilidades intelectuales. Sólo sus niveles más avanzados sustentan la disposición a participar en el esfuerzo intelectual que implica el razonamiento lógico.

Patricia King y Karen Kitchener (1994), describieron una escala de Juicio Reflexivo compuesto por siete niveles epistémicos distintos:

I. Pensamiento Pre-reflexivo (Pre-Convencional)
Las personas que razonan pre-reflexivamente justifican sus opiniones de una manera simple, ya que no perciben que las respuestas a una pregunta pueden contener algunos elementos de incertidumbre.
Nivel 1: Las creencias no necesitan justificación, ya que se asume que hay una correspondencia absoluta entre lo que se cree y lo que es verdad. No se reconocen las creencias alternativas. Típica declaración: "Yo sé lo que he visto". Resumen: Lo que observo que es cierto es cierto. Esto se denomina "visión copia del conocimiento", en el que se asume que el conocimiento es absoluto.

Nivel 2: Las creencias no se examinan, y son injustificadas o justificadas por su correspondencia con las creencias de una figura de autoridad (como un maestro o un padre). Se asume que la mayoría de los problemas tienen una respuesta correcta, por lo que hay poco o ningún conflicto en la toma de decisiones sobre las cuestiones en disputa. Típica declaración: "Si está en las noticias, tiene que ser verdad." Resumen: Existe una realidad verdadera que puede ser conocida, pero no por todos. Por lo tanto, la necesidad de autoridades que sí lo saben.

Nivel 3: En las áreas en las que existen ciertas respuestas, las creencias se justifican por referencia a las opiniones de las autoridades. En las áreas en las que las respuestas no existen, las creencias se defienden como opinión personal, dado que el vínculo entre la evidencia y las creencias no es claro. Típica declaración: "Cuando haya pruebas de que las personas pueden convencer a todos de una manera u otra, entonces será conocimiento, mientras tanto es sólo una suposición". Resumen: La verdad es temporalmente inaccesible, incluso para las autoridades, pero se sabrá en algún momento con el paso del tiempo. Mientras tanto, confía en tus "sentimientos".
II. Pensamiento Cuasi-reflexivo (Convencional)
Las personas que razonan en los niveles medios del Juicio Reflexivo, reconocen que afirmar conocimiento sobre problemas mal estructurados contiene elementos de incertidumbre; por lo que hay un entendimiento de que algunas situaciones son realmente problemáticas. La dificultad está en comprender cómo se deben hacer los juicios a la luz de esta incertidumbre.

A menudo, las personas creen que mientras que los juicios deben basarse en pruebas, la valoración es individual e idiosincrásica. Como tal, las personas parecen creer que sus opiniones están justificadas al hacer un juicio sobre el tema y luego encontrar hechos que apoyen su conclusión; o mirando todas las pruebas disponibles en conflicto y tomando una decisión basada en la intuición, "instinto" o lo que "se sienta bien"; o mediante la elección de una disciplina o perspectiva sobre el tema que justifique una posición basada en las "reglas del juego" de esa disciplina.
Nivel 4: Dado que no existe una fuente de certeza para sus creencias, las creencias se justifican por dar razones que a menudo son idiosincrásicas, como elegir pruebas que se ajusten a una creencia establecida. Típica declaración: "Yo estaría más inclinado a creer en la evolución si tuvieran pruebas. Es como las pirámides: No creo que alguna vez sepamos. ¿A quién le puedes preguntar? Nadie estuvo ahí". Resumen: La realidad no se puede conocer con certeza y las afirmaciones de conocimiento son puramente idiosincrásicas.

Nivel 5: Las creencias se justifican en un contexto particular utilizando las reglas de investigación de ese contexto, en el entendimiento de que la justificación es específicamente contextual o que las creencias se equilibran entre sí. Cada enfoque tiene el efecto de complicar y retrasar los juicios. Típica declaración: "Las personas piensan de manera diferente, por lo que abordan el problema de manera diferente. Otras teorías pueden ser tan ciertas como la mía, pero basadas en pruebas diferentes". Resumen: La realidad objetiva no existe, sólo existe la interpretación subjetiva de los datos. Las creencias se justifican sólo en el ámbito donde se pueden hacer las interpretaciones legítimas, pero no se pueden hacer comparaciones entre ámbitos.
III. Pensamiento Reflexivo (Post-Convencional)
El razonamiento tipificado en estos niveles refleja el supuesto epistemológico de que la propia comprensión del mundo no está "dada", sino que debe ser construida de forma activa y que el conocimiento debe ser entendido en relación al contexto en el que se generó.

Un supuesto adicional es que algunas interpretaciones o afirmaciones de conocimiento pueden ser juzgadas como más convincentes que otras. Así, mientras que la verdad absoluta nunca será establecida con total certeza, algunos puntos de vista pueden ser evaluados como una explicación más razonable. Esta visión presupone que los juicios no sólo deben basarse en datos relevantes, sino que también deben ser evaluados para determinar su validez. Los criterios utilizados para hacer esas evaluaciones incluyen, por ejemplo: solidez conceptual, coherencia, grado de ajuste con los datos, significado, utilidad y mesura.
Nivel 6: Las creencias se justifican mediante la comparación de pruebas y opiniones sobre diferentes aspectos de un tema o entre contextos, y al construir soluciones evaluadas por criterios sustentados personalmente, como los valores personales o la necesidad pragmática de actuar. Típica declaración: "Es muy difícil estar seguro en esta vida. Hay grados de seguridad. Llegas a un punto en el que estás bastante seguro de tu posición personal sobre un tema". Resumen: Mientras que el conocimiento objetivo no es posible, algunas afirmaciones pueden ser evaluadas como mejor fundadas que otras. Hay principios de investigación que son generalizables entre ámbitos.

Nivel 7: Las creencias se justifican probabilísticamente usando pruebas y argumentos; las conclusiones se defienden como representaciones de la comprensión más completa, más convincente o más plausible de una cuestión disponible hasta el momento, basada en la evidencia actual. Típica declaración: "Uno puede juzgar los argumentos por lo bien pensadas que sean las posiciones, que tipo de razonamiento y pruebas se utilizan para apoyarlo, y que tan consistente es la forma de argumentar el tema respecto a otros temas". Resumen: Las interpretaciones del mundo se pueden sintetizar en afirmaciones sobre la naturaleza del mundo. Por lo tanto, el conocimiento debe construirse. Necesitamos construir explicaciones coherentes.
Los niveles más elevados de Juicio Reflexivo incorporan pensamiento no absoluto/relativista. Esta es una característica común de los métodos postformales del pensamiento de orden superior: búsqueda de problemas, razonamiento dialéctico, operaciones relativistas, juicio reflexivo, y el razonamiento trialéctico. El pensamiento reflexivo está relacionado con los rasgos de personalidad mensurables: pensamiento introvertido, tendencia en la respuesta, altruismo, autonomía, complejidad, y orientación teórica.

El objetivo del Desarrollo Mental es la Racionalidad Epistémica. A menos que un estudiante sea uno en un millón, los niveles más altos, tales como el Razonamiento Trialéctico y el Estado de Metaversión, sólo entrarán en funcionamiento con ayuda externa.