Trans4mind
PSICOLOGÍA ● FILOSOFÍA ● ESPIRITUALIDAD
PARA  DESPERTAR  LA  CONCIENCIA  QUE  NOS  HACE  HUMANOS


La mente independiente (I)

por Gregory Mitchell

Solomon E. Asch fue un psicólogo Gestalt americano de renombre mundial y pionero de la psicología social. Se hizo famoso en la década de 1950 a raíz de los experimentos que mostraron que la presión social puede hacer que una persona diga algo que es obviamente incorrecto. La forma en que lo hizo fue mediante un experimento en el que a los participantes se les mostró una tarjeta con una línea dibujada en ella, seguida de otra tarjeta con 3 líneas etiquetadas a, b, y c. A los participantes se les pidió que respondieran qué línea coincidía con la línea de la primera tarjeta. El primero dio una respuesta equivocada. Poco después, todos los demás participantes dieron la misma respuesta equivocada. Asch pensaba que la mayoría de las personas no estarían de acuerdo con algo que es obviamente incorrecto, pero los resultados mostraron que un número alarmante de los participantes dieron la respuesta equivocada.

Independencia del entorno
Las personas dirigidas desde su interior han descubierto el potencial dentro de sí misma para vivir y actuar, no de acuerdo con las normas establecidas, sino en base a lo que descubren con su brújula interior. Ellas tienen su propio código moral y valores. Son originalmente influenciadas por los padres y otras figuras de autoridad, pero más adelante aparece la fuente de su dirección como un núcleo de principios y rasgos de carácter. La persona dirigida desde su interior no establece su sentido de valía o identidad exclusivamente de la tradición ni de conformidad con las modas de su grupo de colegas, sino a partir de los recursos de su propia naturaleza.

Las personas dirigidas por otros tienden a ser dependientes. Pueden ser ansiosas y temerosas acerca de la aprobación de los demás o la desaprobación de sí mismos. Tienden a ser demasiado sensibles a las opiniones de los demás y son conformistas compulsivas. A menudo manipulan con el fin de agradar a los demás y asegurar la continua aceptación y aprobación.

La investigación realizada por el psicólogo cognitivo Herman A. Witkin, reportó que uno de los aspectos del estilo cognitivo, es decir, dependiente-del-entorno/independiente-del-entorno, se ve afectado significativamente por las prácticas de socialización y crianza de los hijos. El término "Entorno" se relaciona con el mundo exterior percibido. Las personas que son relativamente dependientes del entorno, prosperan más en situaciones donde se toman las decisiones por ellas. Tienden a preferir un acercamiento a la vida como "espectadoras", dejando la responsabilidad sobre los hombros de los demás. Operan con un marco de referencia relativamente externo, opuesto a una mayor "direccionalidad interior" de los individuos independientes del entorno.

La dirección hacia nuestro interior se considera un rasgo deseable en el Desarrollo Mental. Esta orientación sólo puede ser alcanzada por un individuo que se encuentra en proceso de desarrollar su propio carácter y convertir su voluntad de auto-determinarse en "independiente del entorno" (sobre la base del conocimiento de sí mismo), en vez de procurar el efecto de la manipulación o la condescendencia. Los hombres y mujeres ilustres más creativos y originales son siempre de este tipo, y sin embargo, no son del tipo "elitista", ya que ésta es una posibilidad que está al alcance de todos los seres humanos que confían en sus convicciones. Es la forma de vida que asume la individuación como su meta: manifestar el máximo potencial propio. Para lograr la individuación, el individuo tiene que ser mucho más independiente del entorno y estar dirigido desde su interior de lo que generalmente suele ser el caso. Existe una correlación significativa entre la independencia del entorno y el coeficiente intelectual.

Dependientes del entorno
  • Confían en el campo perceptual que las rodea.

  • Tienen dificultad para prestar atención, extraer y usar las señales que no sobresalen.

  • Tienen dificultades para proporcionarle estructura a la información ambigua.

  • Tienen dificultad para reestructurar la información y establecer vínculos con el conocimiento previo.

  • Tienen dificultad para recuperar información de la memoria de largo plazo.

  • Tienden a ser motivadas extrínsecamente.

  • Tienen disposición a ser dirigidas por otros.

  • Tienden a ser extrovertidas.

Independientes del entorno
  • Perciben los objetos como algo separado del fondo.

  • Pueden des-integrar los elementos relevantes de los elementos no relevantes en el entorno.

  • Le proporcionan una estructura que no es inherente a la información presentada.

  • Reorganizan la información para proporcionarle un contexto al conocimiento previo.

  • Tienden a ser más eficientes en la recuperación de elementos de la memoria.

  • Tienden a motivarse intrínsecamente.

  • Tienen una disposición a dirigirse desde su interior.

  • Tienden a ser introvertidas.

La independencia/dependencia del entorno es una dimensión diferente de la introversión/extroversión, pero la diferencia no es total. Existe una correlación moderada entre la introversión y la independencia del entorno, así como entre la extroversión y la dependencia del entorno. En mi opinión, la capacidad de introvertir es una habilidad que depende de un cierto nivel de madurez: los niños y los inmaduros no son buenos en esto. El proceso de introversión es una habilidad que el niño necesita para desarrollar una mayor inteligencia y sabiduría. La introversión alcanza su máximo a la edad de cuarenta años, la verdadera edad de la madurez. A la edad de cuarenta años la mayoría de las personas han pasado veinte años de vida adulta; han pasado por las experiencias del matrimonio, los hijos, la propiedad y forjar una carrera, y se han vuelto conscientes respecto a la política.

La introversión es la tendencia a enfocar la atención hacia el mundo mental interior, pero es sólo con la madurez que se puede encontrar la armonía. El sesgo estadounidense hacia la extroversión, como un signo de madurez, es un fenómeno político peligroso, pero poco discutido. Vamos a considerar lo peligroso que es este sesgo. Se requiere que el introvertido abandone su creatividad particular con el fin de integrarse a la multitud. Consideremos a los líderes extrovertidos que valoran la lealtad por encima de un pensamiento claro; consideremos los peligros a los que nos lleva un extrovertido sin matices que no confía en el solitario, el escéptico o el reflexivo. Irónicamente, a pesar de que los extrovertidos tienden a tener desarrolladas las habilidades sociales, las personas que realmente son hábiles en las interacciones sociales de trabajo, como es el caso de los diplomáticos, tienden a ser introvertidos, ya que han tenido que mirar dentro de sí para desarrollar una empatía significativa entre ellos y los demás.

La motivación interna es un atributo de la personalidad introvertida. Una persona introvertida pasa enormes cantidades de tiempo procesando el mundo que le rodea por medio de sus propias emociones, pensamientos y creencias. Con frecuencia piensa en cómo su existencia se ve afectada por su entorno. Como resultado, cuando es un entusiasta respecto a una tarea de la vida, es capaz de disciplinarse durante mayores períodos de tiempo con el propósito de reflexionar y resolver problemas. Este proceso de reflexión interior le da energía y lo impulsa hacia nuevas formas de pensar, creer y comportarse.

En esencia, una persona introvertida está motivada por su diálogo interno. Los introvertidos trabajan bien de manera independiente, y por lo general prefieren trabajar solos. Los individuos motivados internamente con frecuencia son profundos y pueden ver con mayor facilidad la relación entre causa y efecto. En el lado negativo, una persona introvertida es más susceptible a los cambios de humor y depresión debido a que pasa mucho tiempo reflexionando sobre el significado de su vida.

Los introvertidos tienden a motivarse intrínsecamente. La motivación intrínseca es el interés dirigido hacia el interior (independiente del entorno) acerca de una tarea. En los estudios sobre la dependencia o independencia del entorno se encontró que los individuos independientes del entorno tienden a involucrarse en probar hipótesis y son participativos en el aprendizaje. Parecen funcionar con motivación intrínseca y son perceptivos de la información sutil y discreta relevante para la tarea. La motivación intrínseca, la independencia del entorno, la reflexión, la complejidad cognitiva, el procesamiento a nivel profundo, y la orientación hacia la tarea, son todos rasgos positivos exhibidos por los introvertidos.

Por otro lado, las personas dependientes del entorno tienden a notar sólo la información más importante y parecen estar motivadas por las recompensas extrínsecas. La fuente de la motivación tiende a estar basada externamente cuando los individuos son dirigidos por otros y buscan afirmarse por los rasgos, competencias y valores de las percepciones e influencias externas. En circunstancias de estrés y/o amenaza, las personas dependientes del entorno parece que utilizan la represión y, por lo tanto, muestran una recordación inferior o distorsionada.
Segunda parte