Trans4mind
PSICOLOGÍA ● FILOSOFÍA ● ESPIRITUALIDAD
PARA  DESPERTAR  LA  CONCIENCIA  QUE  NOS  HACE  HUMANOS


Etapas del cambio de perspectiva de Selman

por Gregory Mitchell

Los niños muy pequeños no comprenden que las demás personas tienen sentimientos y experiencias distintas a la suya. Sin embargo, esta capacidad para adoptar una perspectiva se desarrolla con el paso del tiempo, hasta llegar a ser muy sofisticada en los adultos. Robert Selman, un psicoanalista, desarrolló un modelo para describir los cambios en la toma de perspectiva.

  1. Perspectiva Indiferenciada
    Los niños de entre 3-6 años reconocen que ellos y los otros pueden tener diferentes pensamientos y sentimientos, pero a menudo confunden ambas, por lo que atribuyen la perspectiva y obligaciones morales propias o las de otra persona que influye en ellos hacia todos los demás.

  2. Perspectiva social-informativa
    Los niños de entre 5-9 años comprenden que puede haber diferentes perspectivas porque la gente tiene acceso a información diferente. A pesar de darse cuenta de que las perspectivas pueden diferir (basadas en la diferente información que cada uno puede tener), la tendencia preponderante es considerar la propia perspectiva como válida y, al intercambiar información, hacen un intento para que la perspectiva de los otros se alinee con la suya. Por lo tanto, esta perspectiva está marcada por su interés propio y el establecer acuerdos.

  3. Perspectiva Auto-reflexiva
    Los niños de entre 7-12 años pueden tener empatía para "ponerse en los zapatos de la otra persona" y ver los pensamientos, sentimientos y comportamiento de su perspectiva. También reconocen que los demás pueden hacer lo mismo y que la perspectiva del otro puede ser igualmente válida, debido a su situación particular.

  4. Perspectiva de terceros
    A medida que los niños maduran en adultos con operaciones formales, toman en cuenta más información. Se dan cuenta de que diferentes personas pueden reaccionar de manera diferente a una misma situación. Desarrollan la capacidad de analizar las perspectivas de varias personas implicadas en una situación desde el punto de vista de un espectador objetivo o tercero neutral. Esto incluye la capacidad de tomar en cuenta múltiples perspectivas al mismo tiempo. Uno no ve desde su propia perspectiva y después desde la del otro, sino que observa todo el panorama o tejido social, y entiende que diferentes personas tienen diferentes perspectivas.

  5. Perspectiva social
    Aquellos que son capaces de pensar de manera Postformal desarrollan la capacidad de percibir cómo los diferentes valores sociales o culturales influyen en las percepciones de un espectador objetivo. Se dan cuenta de que la perspectiva neutral del tercero no es neutral, sino que está influenciada por el contexto social y cultural en el que vive, y es un reflejo de esos valores. Estos perciben que la comunicación en un grupo social está regulada por acuerdos y desacuerdos.

  6. Perspectiva relativista
    En esta etapa el individuo es consciente de que los puntos de vista sociales son relativos y no absolutos, y que un grupo de personas interpreta los acontecimientos de acuerdo con su sistema personal de análisis, que es influenciado por factores tales como sus historias de vida, el entorno social, y su presente estado emocional. Pasar a perspectivas de etapas superiores implica reunir más y más información para formarse una perspectiva, por lo que la función ampliada en esta fase requiere pensar a nivel de la intuición madura o Metaversión (más allá de la introversión y extroversión).

  7. Perspectiva universal
    Podemos postular una nueva séptima etapa en la que se adopta un punto de vista universal. Una persona en esta etapa habría trascendido la cultura de la que forma parte y su experiencia personal y sentimientos. Esta perspectiva transpersonal abarcaría todos los factores y puntos de vista objetivos en una situación, independientemente de alineaciones personales, culturales y prejuicios.
Hay que tomar en cuenta que la sexta y séptima etapas sólo pueden desarrollarse durante la edad adulta, haciendo un esfuerzo consciente y decidido por emprender el desarrollo de la capacidad mental.

Robin D. Dovin en 1972 describió la relación de la toma de perspectiva ante un juicio moral: "Toda decisión, desde las consideraciones triviales como donde almorzar, hasta llegar a conclusiones trascendentes como arriesgar la vida para alcanzar un ideal, está tomada por un individuo que tiene intereses personales, lealtades de grupo, y sus propias preferencias y aversiones. En muchas decisiones prácticas, tales como elegir una cartera de inversiones o hacer una lista de invitados para una fiesta, esperamos que estos intereses particulares jueguen un papel para guiar nuestras opciones. Por el contrario, sospechamos de una decisión moral si las preferencias personales o lealtades limitadas pueden haber influido en esa elección. El compromiso de una persona para tomar sus decisiones morales, teniendo debidamente en cuenta los intereses y el bienestar de todas las demás personas, más que en razón a sus lealtades raciales, sociales o de grupos nacionales, depende en primer lugar de su conciencia de sí mismo como un agente moral autónomo. El logro de esta perspectiva universal es una urgente prioridad social en un mundo dividido por prejuicios culturales."